No-show en hostelería: qué es y cómo minimizarlo

No-show en hostelería

Reservar y no acudir (sin previo aviso), eso es lo que significa el término “no-show”, tan perjudicial para los profesionales de servicios, como es el caso de la hostelería.

Los motivos, que en un reciente estudio de El Tenedor, se han clasificado como causantes del fenómeno no-show en hostelería, son:

El 17% de los clientes no avisa por despiste.
Un 16% no considera necesario avisar porque creen que el restaurante puede resolver fácilmente la situación.
Y un 12% se sienten mal al anular el compromiso.

La cifra de no-show en hostelería se ha ido incrementando en los últimos tiempos, y aunque, afortunadamente aún es baja, (3,7%) es un tema que preocupa a los restauradores en general.

Por ello, portales como El Tenedor que da cobertura a los restaurantes en multitud de servicios, ha desarrollado una campaña de concienciación para los usuarios finales, en la que destaca la importancia de hacer un uso responsable de las reservas a los restaurantes, para evitar perjuicios al sector.

Un factor crítico, que según dicho estudio, influye en el incremento de “no-show” en hostelería y otros servicios, es un estilo de vida y de actividad más frenético, que hace que descuidemos determinados compromisos, o incluso les demos menos importancia, sin pensar en las consecuencias para el resto de las partes.

Otras causas que producen el no-show, según los encuestados son los contratiempos, olvidos y retrasos. Parece que internet abre una brecha, al menos psicológica, frente a este fenómeno, con las reservas online, aunque los datos del estudio no son concluyentes.

Sin embargo, lo que sí es un hecho es el perjuicio al restaurante, que deja de generar unos ingresos por mantener una reserva a la que finalmente no acuden los clientes, y más cuando el ticket medio del restaurante por comensal es alto o la reserva es para grupos.

En estos casos, y para tener capacidad de reacción, se están poniendo en práctica acciones para facilitar la anulación de la reserva, como la posibilidad de anular por SMS, a través del correo o de la página web del restaurante,  así como solicitar más datos personales al hacer la reserva, o ponerse en contacto con el cliente uno o dos días antes de la fecha para confirmar.

Desde Muñoz Bosch, apoyamos la iniciativa de concienciación abanderada por El Tenedor, y compartimos el vídeo que han creado, dirigido al usuario final, para ayudarle a empatizar con los restauradores y responsables de empresas de servicios similares. 😉

https://youtu.be/8i__mUwm9xw

Fuente: El Tenedor y Restauración News.