Negocio de hostelería: Optimízate en Redes

Un negocio de hostelería requiere, cada vez más, una estrategia comercial, en la que debe estar incluida la parte de gestión la comunicación online. Recientemente hemos asistido a la jornada de Social Selling en el Centro de Empresas Europeas para la Innovación, donde David M. Calduch, Asesor y Consultor tecnológico en solucionafacil.es, nos explicó cómo optimizar las oportunidades de negocio en la Red a través de las técnicas de “Social Selling” o Social Media aplicado a Ventas.

Consideramos interesante compartir las reflexiones que nos hizo David, aplicables a cualquier tipo de negocio de hostelería,  que quiera sacar rendimiento al esfuerzo realizado en redes sociales.

David nos traslada que el problema con el que nos enfrentamos en la actualidad en las empresas, es que el sistema de ventas tradicional no funciona en Internet y las Redes Sociales, principalmente por dos motivos:

  • El cliente tiene mucha más información, puede contrastarla y elegir entre una mayor oferta.
  • Los canales de comunicación han cambiado.

El objetivo en Redes Sociales para un negocio de hostelería, debe ser, como en el canal tradicional:

Encontrar, atraer y ganar nuevos clientes
Retener a clientes actuales 
Atraer a antiguos clientes

Sin perder de vista este objetivo, el paso más importante es:

La conversión de los contactos de Social Media a Clientes

y para ello, las técnicas deben ir encaminadas a:

Desarrollar la estrategia de Comunicación Online

(respondiendo a las preguntas: quién, cómo, dónde, cuándo y por qué)

Generar Conversación

Evaluar y Medir

(con las herramientas de monitorización al alcance, dependiendo del presupuesto: Google Analytics, Adobe,…)

Analizar los perfiles, gustos y preferencias, lo que mejor te funciona en la red…

Recopilar la información de los contactos en Redes Sociales 

(a través de un CRM de Social Media)

Todas las Redes Sociales pueden ayudar a aumentar ventas en un negocio de hostelería, pero identificar la que te genere más oportunidades será fundamental para centrar dicha estrategia.

En conclusión, publicar contenido interesante, promover la conversación, analizar la repercusión y guardar los datos, son igualmente importantes para convertir en rentabilidad el esfuerzo realizado en social media, y por tanto, para convertir los contactos en clientes.

Y tú, ¿qué opinas?