La vajilla de porcelana, elegancia y tradición

La vajilla de porcelana es un elemento que ha formado parte de la cocina desde tiempos inmemoriales, debido a su elegancia y tradición. Además, es uno de los materiales favoritos a la hora de elegir menaje en hostelería gracias a sus ventajas.

Este material está compuesto por cuarzo, feldespato y caolín que se funde a altas temperaturas para conseguir una pasta moldeable que posteriormente se convierte en vajilla. A pesar de que es un material muy antiguo, en la actualidad sus diseños se han reinventado dando lugar a menajes modernos e innovadores. Sin duda, continúa siendo una de las mejores opciones tanto para el hogar como para la restauración.

Los beneficios de la vajilla de porcelana

La porcelana se elabora con piedras y minerales que le otorgan mucha resistencia ante los golpes y rayaduras. Además, no se quiebra con facilidad, por lo que no tendrás que preocuparte por un plato desportillado. Otra de sus grandes ventajas es su durabilidad, ya que, puede durar mucho tiempo sin perder su calidad ni color. Mantiene la temperatura de los alimentos que se coloquen encima, ya sean fríos o calientes. Y además, al ser un material vitrificado no absorbe los olores ni sabores, ofreciendo una impecable higiene. 

Normalmente elegimos la vajilla de la cocina por su precio o su aspecto, y dejamos de lado la calidad. Sin embargo, hay más factores que pueden desgastar nuestra vajilla, como puede ser el uso constante del lavavajillas. Todo esto sin contar con la posibilidad de que se resquebraje al meterla al horno o en el microondas.

Bonna es un claro ejemplo de vajilla de porcelana ideal para hostelería

En Muñoz Bosch ofrecemos vajillas de porcelana de alta calidad y Bonna, de Viejo Valle, es un claro ejemplo. Esta vajilla se caracteriza por su alta resistencia y durabilidad.

Siguiendo los requisitos del estándar de dureza, todos los artículos Bonna están identificados con el logo Edge Chip Resistancy y diseñados para su uso durante años. La transparencia y elegancia de la porcelana son el resultado de un profundo proceso de investigación y desarrollo. Con la fórmula de ingredientes usados se consigue una luminosidad única en los productos. Por otro lado, los artículos Bonna están diseñados para una durabilidad extra y permiten su apilamiento para ahorrar espacio. La materia prima se cuece a 1250 Cº, por lo que el cuerpo sólido queda vitrificado y por lo tanto, más higiénico.

La colección Bonna cuenta con vajillas clásicas para gustos más tradicionales, así como vajillas más originales y modernas para los más atrevidos e innovadores. Algunas de sus vajillas como la línea Tango, de formas ovaladas irregulares, aportan un toque diferente a los platos. Por otro lado, la línea Passion es perfecta para la comida oriental. O la línea Omeya, con toques mediterráneos, muy fresca y elegante. Puedes consultar todas las opciones en el catálogo. Pincha en las fotos de abajo para ampliarlas. 😉

¡No esperes más y da un toque diferente a tus platos con una vajilla de calidad! Ante cualquier duda, puedes ponerte en contacto con nosotros. ¡Será un placer atenderte!